Metodología Psicoterapia Infanto-Juvenil

Evaluación centrada en el cliente

Se realiza una evaluación transversal que tiene en cuenta la integración de niños y adolescentes en un contexto en el que participan otras personas (cuidadores, maestros, familia, amigos) y las dinámicas que se desarrollan entre ellos.

La evaluación se realiza con la finalidad de obtener una descripción detallada de las dificultades que motivan  la demanda, y el objetivo de diseñar una intervención que mejore el ajuste personal y social del niño-adolescente.

La devolución de la evaluación se realiza a los niños - adolescentes y a sus padres (o cuidadores) en términos que puedan comprender y con el objetivo de establecer de forma conjunta los objetivos del trabajo terapéutico.

La evaluación no solo se realiza en una etapa inicial del proceso terapéutico sino que se encuentra presente de forma continua, evaluando los resultados de la intervención según el cambio que experimenta el niño-adolescente, así como la evolución de la relación terapéutica.

Las técnicas utilizadas comprenden la utilización de la entrevista, la observación, pruebas clásicas psicométricas y proyectivas y otras pruebas diagnósticas.

Intervención terapéutica

El objetivo de la intervención terapéutica es proporcionar al niño-adolescente recursos y estrategias que le permitan observar y regular su conducta, cognición y expresión emocional.

Estos objetivos se alcanzaran desde la necesaria vinculación terapéutica, gracias a la presencia de actitudes básicas y necesarias en todo proceso psicoterapeútico como la comprensión empática, la aceptación incondicional y la congruencia del propio terapeuta que permitirán al niño-adolescente explorar su mundo (interno-externo) desde un lugar seguro.

Teniendo en cuenta las singularidades de cada caso y la adaptación del proceso a las diferencias individuales y al resultado de la evaluación continuada, la intervención terapéutica tendrá como objetivo transversal promover los recursos, habilidades y fortalezas del niño-adolescente de manera que pueda afrontar las dificultades y sobreponerse a ellas.

Paralelamente, se realizará un trabajo con los padres que serán fortalecidos en sus habilidades para poder acompañar el desarrollo de sus hijos de una forma más eficaz.