Etapas iniciales del desarrollo

10.10.2017


Durante las etapas iniciales del desarrollo de la persona se definen las características físicas y psicológicas que se irán consolidando en futuras etapas, resultando determinante el acompañamiento que padres y cuidadores proporcionan en este proceso continuo para que el niñ@ pueda desarrollarse de forma plena en su unicidad.    

Los cambios que se producen durante la etapa de desarrollo infantil son muchos en muy poco tiempo y están determinados por procesos de maduración orgánicos pero también son resultado de factores ambientales y de aprendizaje.  

En esta etapa se desarrollan múltiples áreas, como la cognitiva, la física, la emocional, la moral, el lenguaje, o la social.  A continuación os presento una breve descripción de los cambios más relevantes que se suceden:   

Desarrollo físico

Especialmente durante la primera infancia, en el terreno físico se dan importantes cambios relacionados directamente con el crecimiento de los niños, su madurez física y el desarrollo de los sentidos. Así como en la estabilidad, coordinación, habilidades motrices finas (pellizcar, escribir, coger) y las gruesas (caminar, jugar a pelota, correr). 

Desarrollo cognitivo

En el ámbito cognitivo durante la primera infancia surgen conductas fundamentales que sostienen el desarrollo cognitivo de la persona: la imitación de la conducta adulta, el método de ensayo error y a partir de los dos o tres años el juego simbólico que permitirá el desarrollo del pensamiento abstracto. 

Durante esta etapa resulta importante el desarrollo de funciones cognitivas superiores como el lenguaje, en su adquisición y producción, la atención o la memoria. 

La comprensión de los procesos complejos de pensamiento o lo que se conoce como la "teoría de la mente" también se inicia en una etapa inicial del desarrollo del niño. 

Se trata de una capacidad fundamental que permite a las personas comprender y reflexionar en relación no sólo a su propio estado mental o sensaciones sino también en relación al prójimo, logrando así poder llegar a prever no sólo el propio comportamiento sino también el ajeno.

Desarrollo social

La infancia es una etapa muy importante para el desarrollo socio-afectivo. En el ámbito social surgen las diferencias individuales y se inician vínculos sociales fundamentales durante toda la etapa de desarrollo. Durante la primera etapa, el niño establece los vínculos de apego con sus cuidadores que determinarán como el individuo adulto se relacionará con su entorno en el futuro. 

Desarrollo emocional

Las emociones se desarrollan a medida que transcurre esta etapa cada vez más en su especificidad. Con la ayuda del lenguaje los niños van comprendiendo cada vez mejor las emociones y aprendiendo a asociarlas a contextos específicos. 

La autorregulación emocional forma parte del aprendizaje que los más pequeños tienen que realizar durante esta etapa para adaptar la intensidad y expresión emocional de forma socialmente aceptada.

La consciencia del yo aunque abstracta, poco desarrollada y cambiante también se inicia en la niñez. Así como el inicio de una autoestima basada principalmente durante esta etapa del ciclo vital en la competencia física y académica del niño y la aceptación por parte de iguales o maestros, así como por parte de sus cuidadores.